Galenicum workshop: del desarrollo al lanzamiento del medicamento, ¿cómo ocurre eso?

La verdad es que como farmacéutica comunitaria no me hacía nada la idea del trabajo y personal que requería lanzar un medicamento genérico al mercado y menos que todo el proceso podía llevar años en llegar a su fin. No era por falta de interés, sino porqué mi poco conocimiento sobre la industria farmacéutica venía representado por un comercial o un visitador médico que se acercaba a la farmacia de vez en cuando, o a través de algún articulo-crítica que circula por internet o con lo poco que nos enseñaban en la facultad.

Imagino que por algún motivo así la empresa española Galenicum está estos días organizando un Workshop dirigido a alumnos de la carrera de farmacia, para explicarles las diferentes áreas que puede especializarse cualquier farmacéutico que quiera trabajar en la industria o simplemente para que asista cualquiera que quiera conocer este campo.

Galenicum es un conocido proveedor de muchas de las marcas de medicamentos genéricos que encontramos en la oficina de farmacia hoy en día.

El workshop University joins industry se imparte durante diferentes días (lunes y miércoles) en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona con conferencias sobre:

  • Intellectual Property
  • Project Management
  • Pharmaceutical Development
  • Chemical Development
  • Quality Assurance
  • Regulatory Affairs
  • Marketing
  • Manufacturing

Espero que con estas conferencias, los futuros farmacéuticos se gradúen con un poco más de información que la que tenía yo… Os invito también a conocer sus otras actividades en el apartado “Social Commitment” en su web.

Más información del evento aquí

galenicum

La Viagra ya no está sola en la farmacia: vuelve el Sildenafilo genérico

El medicamento más famoso del mundo se le caducó la patente así como todas las exclusividades que Pfizer pudo pedir.

El medicamento ya es controvertido de por sí: por sus indicaciones, sus temas legales, su venta ilegal o falcificaciones por internet, su precio…

Y llegó (otra vez) el genérico del comprimido azul: el Sildenafilo EFG. Pues recordamos que Pfizer consiguió que a los laboratorios que comercializaban Sildenafilo genérico retiraran su medicamento del mercado y aplicarles medidas cautelares. El éxito de su salida al mercado ha sido tal que todos los laboratorios de genéricos se han encontrado en seguida en rotura de estoc a los poco días (eso quiere decir que se hizo corto en las previsiones y se dispensaron más medicamentos de lo previsto).

Por cierto, ¡curiosamente la patente se caducó un sábado! Qué casualidad que fuera en fin de semana 😉

Bien es verdad que todos esperábamos que la (re)llegada de los genéricos sería todo un éxito, pero ¡¿tanto?! ¿Es que todo el mundo se abstuvo de comprar Viagra® hasta el 22 de junio del 2013? ¿A qué se debe este boom de dispensaciones del genérico? Mientras el médico podía seguir prescribiendo Viagra® o Cialis® (Tadafilo) o, si me apuras, otra alternativa posible es el Caverject®  (Alprosadilo). Además imagino que la necesidad será la misma ahora y hace un año, ¿no?

Pues hoy me han dado una buena razón, pues muchos pacientes prefieren pedir Sildenafilo en la farmacia, antes que Viagra®, sobre todo en los pueblos, ya que nadie conoce para qué sirve el primero pero en cambio pedir Viagra® en medio de la farmacia es garantía de que muy probablemente alguien más se entere de tu necesidad… parece una broma, pero estoy segura de que es cierto.

Espero que todo el mundo haya hecho sus propias reservas, pues tendremos que esperar a que lleguen más Sildenafilos en la farmacia. Además, como bien sabemos, la Viagra® (y el resto de medicamentos de la familia) era habitual encontrarlos en internet, muchas veces falsificados. Tal vez a partir de ahora los usuarios no tengan que recurrir a estas vías… Aunque el precio sigue siendo elevado y no asequible para muchos (hasta 80€ para alguna presentación).

Por último, os dejo uno de los anuncios que hizo Pfizer en sus campañas publicitarias de EEUU, que de estos no se ven por aquí..

¡Viva Viagra!