La formación en la farmacia: ¿le damos la importancia necesaria?

¡Bienvenido Septiembre! Vuelta de las vacaciones y empezamos de nuevo la rutina.

En fin de las vacaciones  son como un examen parcial a medio año: ¿qué he hecho estos primeros meses? ¿He aprovechado suficientemente el tiempo? ¿En qué punto de mis objetivos me encuentro? ¿Hay algo que pueda hacer mejor?

abierto por vacaciones

Cuando llega Septiembre me vuelvo una obsesionada con los cursos de formación y me apunto a casi todo, tenga que ver o no con mi día a día: cursos, charlas, seminarios… lo que sea que me vea capaz. Me imagino que debe ser como aquel que empieza una colección por fascículos (que por cierto, personalmente la verdad es que no conozco a nadie).

Una de las cosas que he hecho estos últimos meses es tener el honor de poder colaborar en las IV Jornadas de Farmacia Activa que organiza Laboratorio STADA. Son unas Jornadas enfocadas a la gestión de la oficina farmacia y entre sus ponentes siempre asisten cuatro de los principales expertos en el sector. De entre los ponentes que venían este año, hubo uno que me hizo especial ilusión, Diego Marro de Farmacia Marro (Huesca). Des de hace muchos años su farmacia había sido una de mis farmacias de referencia por los servicios que ofrecen, por su extenso conocimiento sobre formulación magistral, la Aula Marro…

Diego vino a darnos una charla sobre como gestionaban la formación de su equipo y en su farmacia, como todos sus colaboradores asistían a congresos, cursos, charlas, como organizaban las reuniones internas, etc. Todo muy interesante, aunque me llamó la atención que una compañera farmacéutica opinara que tal vez este tema estaba demasiado repetido.

Pues aunque parezca sorprendente, yo conozco varias farmacias que no invierten (o invierten lo justo y necesario) en formación para sus colaboradores a pesar que la formación continuada debería algo habitual para el farmacéutico, para el auxiliar o para el técnico. Dispensar (o vender) un producto sin haber estado formado previamente puede ser una tarea difícil o puede conducir a errores. Mientras que en otras áreas de la farmacia este tema se le da mucha importancia, parece que en la oficina de farmacia es mucho más intermitente.

Confieso que a veces es difícil enviar a alguien a un curso porqué existen problemas de movilidad, por falta de recursos humanos… es verdad que no es tan fácil como parece. Diego, por ejemplo, nos recordaba la multitud de cursos on-line y muchos gratuitos que ofrecen entidades y laboratorios para ponernos al día sobre cualquier aspecto de la botica. Importante tener en cuenta en las farmacias que están lejos de las grandes ciudades o con comunicación complicada.

También sabemos que hay cursos necesarios para tener según qué acreditación, que no tienen mucho sentido y que parecen que más bien un abuso en vez de realmente querer dar un valor añadido o habilidad. Esto es otro tema que tal vez comentaremos aquí un día.

Pero… ¿y eso es todo? Creo que aún podemos ser más originales y creativos. ¿Existen otras maneras de aprender? Sé que muchos estáis pensando en las redes sociales y las diferentes herramientas 2.0. Hoy yo os propongo una nueva manera de mantenerse actualizado en farmacología sin invertir dinero ni moverse de la farmacia.

En la oficina de farmacia de un barrio en las afueras de Barcelona, teníamos las cajoneras de medicamentos distribuidas de una manera especial: los medicamentos no se distribuían por orden alfabético, sino según su indicación y mecanismo de acción. Es decir: teníamos una cajonera con todos los iECAs, otra para los ARA II, los diuréticos del Asa, también para los inhibidores de la recaptación de la serotonina, ansiolíticos… Eso nos obligaba a tener toda la farmacología en la cabeza. Ante cualquier duda, en general se seguía la clasificación ATC ¿Desventajas? Sí, admito que sería difícil instalar cualquier sistema robotizado, que todos los colaboradores deben comprometerse a estar motivados y formados y que las dispensaciones en algunos casos podían llegar a ser más lentas. Pero también es verdad que este sistema, entre otras cosas, hacía las dispensaciones más divertidas y entretenidas: por ejemplo, el sistema de alertas de interacciones casi ni hacía falta, ¡ya nos lo sabíamos de memoria! Conociendo el mecanismo de acción, es fácil poder estar atento a cualquier efecto adverso y dar consejo farmacéutico sin olvidarse. Ya veis que tiene más ventajas de lo que parece.

Cajoneras2

En resumen, lo que os quería decir es que creo que no hay excusa para no seguir aprendiendo en la farmacia . Se tendrán a mano más o menos herramientas, pero la actitud de mantenerse al día no puede perderse. Y no nos olvidemos de siempre procurar profundizar y contrastar: es fundamental que el consejo farmacéutico esté en cada dispensación.

¿Se os ocurren nuevas maneras de aprender?

Os añado un tweet de @elsevier_Es:

No os desaniméis 😉 poco a poco y una cosa detrás de la otra. ¡Venga, empezamos hoy mismo!

Anuncios

Galenicum workshop: del desarrollo al lanzamiento del medicamento, ¿cómo ocurre eso?

La verdad es que como farmacéutica comunitaria no me hacía nada la idea del trabajo y personal que requería lanzar un medicamento genérico al mercado y menos que todo el proceso podía llevar años en llegar a su fin. No era por falta de interés, sino porqué mi poco conocimiento sobre la industria farmacéutica venía representado por un comercial o un visitador médico que se acercaba a la farmacia de vez en cuando, o a través de algún articulo-crítica que circula por internet o con lo poco que nos enseñaban en la facultad.

Imagino que por algún motivo así la empresa española Galenicum está estos días organizando un Workshop dirigido a alumnos de la carrera de farmacia, para explicarles las diferentes áreas que puede especializarse cualquier farmacéutico que quiera trabajar en la industria o simplemente para que asista cualquiera que quiera conocer este campo.

Galenicum es un conocido proveedor de muchas de las marcas de medicamentos genéricos que encontramos en la oficina de farmacia hoy en día.

El workshop University joins industry se imparte durante diferentes días (lunes y miércoles) en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona con conferencias sobre:

  • Intellectual Property
  • Project Management
  • Pharmaceutical Development
  • Chemical Development
  • Quality Assurance
  • Regulatory Affairs
  • Marketing
  • Manufacturing

Espero que con estas conferencias, los futuros farmacéuticos se gradúen con un poco más de información que la que tenía yo… Os invito también a conocer sus otras actividades en el apartado “Social Commitment” en su web.

Más información del evento aquí

galenicum

#twitterapeutica: lea las instrucciones y consulte a su farmacéutico

 

#twitterapeutica en comprimidos de liberación sostenida

1. Qué es #Twitterapeutica y para qué sirve

#Twitterapeutica es de esas iniciativas de la farmacia 2.0 que me entusiasman. Como dije una vez: una de las mejores iniciativas relacionadas con la farmacia y la red. Su primera edición empezó antes de verano y fue todo un éxito. El proyecto consiste en utilizar las herramientas de la red social Twitter para compartir información sobre las últimas novedades de una área clínica concreta.

2. Cómo tomar #Twitterapeutica

Solo hace falta tener una cuenta Twitter (esto solo lleva unos minutos) y seguir el hashtag #Twitterapeutica. Se ha programado sesiones diferentes dirigidas por diferentes docentes (ver más abajo). Normalmente se programan por la tarde-noche. El usuario puede intervenir durante la sesión, dar su opinión, retuitear o simplemente leer. Siempre que se quiera comentar hay que añadir el hashtag.

3. Posibles efectos adversos

Después de haberlo probado tengo que decir ¡que engancha!

4. Información adicional

Para más información e inscripciones: http://twitterapeutica.blogspot.com.es/ o en Twitter.

twittwrapeutica