Mi grano de arroz ante lo que se dice sobre los nuevos tratamientos para la Hepatitis C

Este post es solo un resumen de la situación actual del tratamiento de la hepatitis C y una reflexión des del punto de vista farmacéutico o farmaco-económico.

Una vez tuve la oportunidad de dar soporte en una farmacia ambulatoria. Es muy curioso conocer este mundo dentro de la atención farmacéutica, pues des de la oficina de farmacia es muy difícil ver como se manejan ciertos tipos de enfermedades.

Hubo un tiempo que me tocó hacer un valoración de la adherencia de los medicamentos administrados por vía subcutánea. Una de las primeras pacientes a las que tuve que hacer una entrevista fue una enferma de hepatitis C. Una mujer muy “normal” (podría ser mi madre, vaya) de unos 50 años. Cuando entró en la sala se la veía decaída, desanimada, “chafada”… me contó que había abandonado el tratamiento por su propia voluntad porqué “ya no podía más”.

Para ponernos en situación, la hepatitis C a nivel mundial infecta a unos 180 millones de personas y en España unas 700.000. No hay nuevas infecciones, la mayoría de pacientes se infectaron en los años 90 por contacto de sangre infectada. En un 20-30% de los pacientes la infección provoca una cirrosis hepática y en algunos casos es necesario el trasplante hepático. Un 85 % de los pacientes evolucionan a hepatitis crónica.

Al contrario de lo que cuentan (o dejan entender) muchos medios de comunicación, a día de hoy existe tratamiento para la heptatitis C (aunque por lo que parece le quedan 2 telediarios): consiste en Peg-Interferón alfa 2a o alfa 2b + Rivabirina. El primero se administra vía SC, el segundo vía oral. El principal inconveniente de este tratamiento es que es solo eficaz en un 40-45% de los pacientes.  Y no solo eso, además provoca efectos adversos que llegan a ser incluso incapacitantes como es el conocido “síndrome pseudogripal”, anemia, o trastornos psiquiátricos como la depresión. Sin pasar por alto que el tratamiento dura entre 24 y 72 semanas (según el genotipo 1-4 y respuesta al tratamiento). ¿Os imagináis estar con depresión y “chafados” más de un año y seguir con vuestro día a día? Encima que al final tal vez no sirva para nada. Estos pacientes a menudo requieren que se le administren EPO y que se les hagan seguimiento en Psiquiatría.

Por otra parte, nos llegan lanzamientos como los recientes Sofosbuvir o Simeprevir (no nos olvidaremos de Boceprevir y Telaprevir o Daclatasvir) y otros futuros lanzamientos que parece que están por venir, que son más eficaces (hasta 90% según se menciona en la premsa), se administran por vía oral y parecen que tienen menos efectos adversos. La duración del tratamiento puede llegar a ser de sólo 12 semanas. Muchas ventajas, ¿no?

Estamos viviendo una revolución en el tratamiento de la hepatitis C, igual o parecido como se produjo con el tratamiento contra el VIH en su día.

¿Qué diferencias hay en el mecanismo de acción?

Interferón (IFN) es unas proteína producida naturalmente por el sistema inmunitario como respuesta a agentes patógenos, tales como virus y células cancerígenas (por eso da ese síndrome pseucogripal). Estos medicamentos en cuestión se administran “pegilados” para aumentar su vida media y su eficacia.

Rivabirina es un antiviral el cual inhibe varios enzimas del virus.

Simeprevir y Sofosbuvir son inhibidores directos del VHC.

Ver aquí algunos ejemplos en cuanto a las nuevas pautas. A tener en cuenta que el tratamiento varia según genotipo del virus, co-infección o no con el virus del VIH, entre otros factores.

INFORME DE POSICIONAMIENTO TERAPÉUTICO de la AEMPS sobre Sofobuvir

INFORME DE POSICIONAMIENTO TERAPÉUTICO de la AEMPS sobre Sofosbuvir, Noviembre 2014

¿Entonces cuál es el problema?

El problema principal es presupuestario, claro. Los nuevos tratamientos con Sofobuvir y Simeprevir pueden llegar a costar entre 50.000 – 60.000 €, según parece inasumible para los presupuestos de los hospitales y para el sistema nacional de salud en general.

Además de esto, debo recordar que son medicamentos con menos de 5 años en el mercado por lo que aún faltan recopilar datos de seguridad post-comercialización.

Triángulo negro invertido que avisa a los profesionales sanitarios de el medicamento  está sujeto a seguimiento adicional

Triángulo negro invertido que avisa a los profesionales sanitarios de el medicamento está sujeto a seguimiento adicional. Ficha Técnica de Sovaldi 400 mg

Al asistir en la pasada charla sobre “Optimización del Tratamiento de la Hepatitis C organizada por la Societat Catalana de Farmàcia Clínica (SCFC) en el Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, pude comprobar el descontentamiento de farmacéuticos y médicos ante las múltiples barreras que se encuentran para dispensar este medicamento.

Justo ayer fuimos a cenar 4 ex-compañeros de la facultad de farmacia: una trabaja en la División de Farmacia del CatSalut, otro en el área I+D de una Industria Farmacéutica Innovadora, otra en la Industria de los Medicamentos Genéricos y otra es Farmacéutica comunitaria. El debate está servido.

Algunas preguntas que surgieron durante la noche fueron:

¿Es correcto que se pongan límites a los médicos para prescribir los nuevos medicamentos?

Llegando hasta este punto, ¿qué incentivos hay para seguir investigando?

¿Sólo puede sacar medicamentos nuevos las grandes industrias?

¿Es sensato que los Gobiernos revoquen la patente de un fármaco antes de tiempo en favor del interés de la Sociedad?

¿Funciona bien la Comisión de Precios del Ministerio de Salud? ¿Se deberían negociar los precios de los medicamentos de otra forma?

Si van a venir muchos más lanzamientos de medicamentos para la Hepatitis C ¿por qué no han pensado en juntar esfuerzos y recursos y en vez de lanzar varias moléculas se lanza solo unas pocas (la más eficaces)?

Si los recursos son limitados, ¿dónde ponemos el límite?

Conclusiones

1- Si algo me quedó claro es que revocar la patente de estos medicamentos como han sugerido algunos partidos políticos es un error. El sistema de patentes incentiva a la investigación, además la teoría dice que las empresas que obtienen una protección y exclusividad de un medicamento en un territorio tendrían que obtener suficientes beneficios como para motivar y poder invertir en investigar más y sacar otras moléculas.

2- ¿Hasta dónde estás dispuesto a pagar por un medicamento? Me gustaría que se publicaran los costes de los casos que desarrollan cirrosis, cáncer de hígado y otras manifestaciones extra-hepáticas. ¿Y si estas complicaciones al año son más costosas que el tratamiento con los nuevos medicamentos?

3- El Gobierno ha hecho una mala estrategia de comunicación en tanto para defender su posición delante los nuevos fármacos para la hepatitis C. Además creo que deberían haberse anticipado y ser más creativos en cuanto a su financiación y encontrar sinergias o planes de acción (acuerdos como el riesgo compartido, etc) para solucionar este conflicto. De momento se habla del Plan Nacional para la Hepatitis C, a la espera de sus resultados.

4- Es importante incentivar la investigación de nuevos fármacos pero hay que encontrar un punto intermedio pensando en la sostenibilidad del sistema. Insisto en que hay que ser creativo y seguir utilizando nuevas formas de financiación dentro de las posibilidades. Hace falta una reforma sanitaria y re-evaluación de los presupuestos para la financiación de los fármacos como se propone en Francisco J Fenándex en CF XIV núm 626

5- Los medios de comunicación generales deberían ser más estrictos y ser menos sensacionalistas, también lo digo para los políticos. No me gustó escuchar en la Sexta Noche una diputada de Izquierda Unida que mencionó que “se está dejando morir a la gente” porqué creo que no es del todo verdad.

 

En el último Informe Semanal creo que resume bastante bien este conflicto, os dejo el Tweet de José Luis Poveda para que podáis verlo:

 

Informe Posicionamiento Terapéutico del Simeprevir 

Informe Posicionamiento Terapéutico del Sofosbuvir

ASSCAT- Nuevas estrategias e investigación de los nuevos fármacos contra la hepatitis C

Protocol de farmàcia ambulatòria, Hospital de Sabadell (2010)

 

 

 

La formación en la farmacia: ¿le damos la importancia necesaria?

¡Bienvenido Septiembre! Vuelta de las vacaciones y empezamos de nuevo la rutina.

En fin de las vacaciones  son como un examen parcial a medio año: ¿qué he hecho estos primeros meses? ¿He aprovechado suficientemente el tiempo? ¿En qué punto de mis objetivos me encuentro? ¿Hay algo que pueda hacer mejor?

abierto por vacaciones

Cuando llega Septiembre me vuelvo una obsesionada con los cursos de formación y me apunto a casi todo, tenga que ver o no con mi día a día: cursos, charlas, seminarios… lo que sea que me vea capaz. Me imagino que debe ser como aquel que empieza una colección por fascículos (que por cierto, personalmente la verdad es que no conozco a nadie).

Una de las cosas que he hecho estos últimos meses es tener el honor de poder colaborar en las IV Jornadas de Farmacia Activa que organiza Laboratorio STADA. Son unas Jornadas enfocadas a la gestión de la oficina farmacia y entre sus ponentes siempre asisten cuatro de los principales expertos en el sector. De entre los ponentes que venían este año, hubo uno que me hizo especial ilusión, Diego Marro de Farmacia Marro (Huesca). Des de hace muchos años su farmacia había sido una de mis farmacias de referencia por los servicios que ofrecen, por su extenso conocimiento sobre formulación magistral, la Aula Marro…

Diego vino a darnos una charla sobre como gestionaban la formación de su equipo y en su farmacia, como todos sus colaboradores asistían a congresos, cursos, charlas, como organizaban las reuniones internas, etc. Todo muy interesante, aunque me llamó la atención que una compañera farmacéutica opinara que tal vez este tema estaba demasiado repetido.

Pues aunque parezca sorprendente, yo conozco varias farmacias que no invierten (o invierten lo justo y necesario) en formación para sus colaboradores a pesar que la formación continuada debería algo habitual para el farmacéutico, para el auxiliar o para el técnico. Dispensar (o vender) un producto sin haber estado formado previamente puede ser una tarea difícil o puede conducir a errores. Mientras que en otras áreas de la farmacia este tema se le da mucha importancia, parece que en la oficina de farmacia es mucho más intermitente.

Confieso que a veces es difícil enviar a alguien a un curso porqué existen problemas de movilidad, por falta de recursos humanos… es verdad que no es tan fácil como parece. Diego, por ejemplo, nos recordaba la multitud de cursos on-line y muchos gratuitos que ofrecen entidades y laboratorios para ponernos al día sobre cualquier aspecto de la botica. Importante tener en cuenta en las farmacias que están lejos de las grandes ciudades o con comunicación complicada.

También sabemos que hay cursos necesarios para tener según qué acreditación, que no tienen mucho sentido y que parecen que más bien un abuso en vez de realmente querer dar un valor añadido o habilidad. Esto es otro tema que tal vez comentaremos aquí un día.

Pero… ¿y eso es todo? Creo que aún podemos ser más originales y creativos. ¿Existen otras maneras de aprender? Sé que muchos estáis pensando en las redes sociales y las diferentes herramientas 2.0. Hoy yo os propongo una nueva manera de mantenerse actualizado en farmacología sin invertir dinero ni moverse de la farmacia.

En la oficina de farmacia de un barrio en las afueras de Barcelona, teníamos las cajoneras de medicamentos distribuidas de una manera especial: los medicamentos no se distribuían por orden alfabético, sino según su indicación y mecanismo de acción. Es decir: teníamos una cajonera con todos los iECAs, otra para los ARA II, los diuréticos del Asa, también para los inhibidores de la recaptación de la serotonina, ansiolíticos… Eso nos obligaba a tener toda la farmacología en la cabeza. Ante cualquier duda, en general se seguía la clasificación ATC ¿Desventajas? Sí, admito que sería difícil instalar cualquier sistema robotizado, que todos los colaboradores deben comprometerse a estar motivados y formados y que las dispensaciones en algunos casos podían llegar a ser más lentas. Pero también es verdad que este sistema, entre otras cosas, hacía las dispensaciones más divertidas y entretenidas: por ejemplo, el sistema de alertas de interacciones casi ni hacía falta, ¡ya nos lo sabíamos de memoria! Conociendo el mecanismo de acción, es fácil poder estar atento a cualquier efecto adverso y dar consejo farmacéutico sin olvidarse. Ya veis que tiene más ventajas de lo que parece.

Cajoneras2

En resumen, lo que os quería decir es que creo que no hay excusa para no seguir aprendiendo en la farmacia . Se tendrán a mano más o menos herramientas, pero la actitud de mantenerse al día no puede perderse. Y no nos olvidemos de siempre procurar profundizar y contrastar: es fundamental que el consejo farmacéutico esté en cada dispensación.

¿Se os ocurren nuevas maneras de aprender?

Os añado un tweet de @elsevier_Es:

No os desaniméis 😉 poco a poco y una cosa detrás de la otra. ¡Venga, empezamos hoy mismo!

Parches transdérmicos: aún queda trabajo por hacer des de la farmacia

¡Mucho tiempo sin escribir en el blog! Hoy nos re-activamos a propósito de la Alerta de Seguridad que envió la AEMPS esta semana pasada.

Alerta Parches

Esto me hizo pensar que aún nos queda trabajo por hacer des de la farmacia, en cuanto a la educación a la población se refiere.

El parche transdérmico, a pesar de sus ventajas posológicas, tiene el inconveniente que el uso y sus precauciones no son evidentes, aunque los profesionales sanitarios ya lo sepamos y nos parezcan más que triviales.

FDA.gov-http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm300803.htm

FDA.gov-http://www.fda.gov/forconsumers/consumerupdates/ucm300803.htm

Recuerdo una anécdota que pasó hace un tiempo en la farmacia: una señora mayor volvió después de dispensarle unos parches transdérmicos de fentanilo o buprenorfina (la verdad es que no me acuerdo :S). La señora desesperada no entendía por qué después de aplicarse el parche, éste no funcionaba y estaba sudando y todo por el dolor. En seguida nos dimos cuenta que la señora no había quitado el plástico protector por lo que el medicamento no estaba haciendo su función y había tenido que poner esparadrapo porqué evidentemente el parche no se pegaba.

Otros errores frecuentes de los parches:

  • algunos paciente no los aplican en la zona de la piel correcta.
  • algunos pacientes no retiran el primer parche, cuando van a aplicarse el segundo.
  • algunos pacientes no saben que el parche debe aplicarse encima de la piel, por lo que colocan el siguiente parches encima de los anteriores.
  • algunos pacientes tienen la costumbre de cortar con tijeras el sobre que contiene el parche, por lo que el sistema del medicamento puede dañarse.
  • algunos pacientes no doblan por la mitad el parche después de usarlo, con lo que los niños pueden fácilmente cogerlos

y solo son algunos ejemplos…

FENTANILO-MATRIX-STADA-12-2

En la farmacia tenemos la obligación y el deber de no dar por supuesto que el médico habrá dado instrucciones y/o que el paciente ya sabrá o aprenderá como utilizarlo. Las recomendaciones generales son:

 

  1. Lavarse bien las manos antes y después de aplicar o retirar el parche.
  2. La piel debe estar limpia y seca. El lugar de aplicación del parche no debe tener restos de maquillaje, cremas, lociones, ni otros productos tópicos.
  3. La zona de la dónde se aplique tiene que tener la mínima cantidad de vello posible. Se recomienda la parte exterior del brazo, la parte superior del tronco y en un lugar dónde no haya fricción con la ropa.
  4. No se debe aplicar encima de cicatrices, quemadas, piel irritada, ni en zonas dónde la piel se pliegue. Tampoco se debe aplicar en zonas más óseas (codo, rodilla, pies, o manos). De esta manera se asegura que el fármaco sea absorbido correctamente.
  5. Sacar el parche de su envase protector y aplicarlo sobre la piel haciendo una ligera presión encima con la mano durante unos 10 segundos para facilitar la adhesión.
  6. Los parches no se deben fraccionar (partir, doblar ni cortar) para evitar que se rompa la matriz o el reservorio del parche y que se produzca una sobredosificación, o por el contrario, una pérdida del medicamento antes de ser aplicado el parche.
  7. Se debe alternar la zona de aplicación para evitar la aparición de reacciones alérgicas. Si las típicas reacciones de hipersensibilidad tipo IV o dermatitis de contacto aparecen de todas maneras, debemos tomar las acciones pertinentes.
  8. Dado que los parches usados pueden contener restos significativos de principio activo, deben ser plegados de manera que el lado adhesivo del parche se enganche sobre si mismo y eliminados posteriormente de forma segura en el contenedor correspondiente: evitamos así las exposiciones accidentales que nos advierte la AEMPS, sobretodo en niños.

Por último, y a igual que nuestro compañero José Sendra, recordamos que ante cualquier reacción adversa hay que notificarlo inmediatamente.

 

FDA- Fentanyl Patch Can Be Deadly to Children 19/05/2014

CedimCat- Parches Transdérmicos

 

Abreviaturas en farmacia, ¿sabemos qué quieren decir?

En uno de los primeros días de trabajo de “mi farmacia”, el titular me preguntó si sabía que quería decir la abreviatura “Bid” del Zytram BiD®. La verdad es que no supe qué contestar: ni me lo habían explicado en la carrera, ni lo había oído nunca en la vida (¡no tenía ni idea!). Y es que en farmacia nos encanta tener siglas y abreviaturas para todo, aunque al final se nos olvida su significado original.

Pues bien, hay ciertas abreviaturas muy usadas a nivel médico y en farmacoterápia que se expresan como Bid, qd, qid, tid, etc. y en este caso concreto se refieren a su posología.

Medicamento de Zambon, Zytram Bid® (Tramadol 75 mg). Fuente: www.Vademecum.es

Medicamento de Zambon, Zytram Bid® (Tramadol 75 mg). Fuente: http://www.Vademecum.es

Tal vez sea ya un método un poco raro para anotar las indicaciones, pero a día de hoy aún nos las podemos encontrar en informes médico-farmacéuticos, en guías terapéuticas o en estudios clínicos. Por ejemplo, os adjunto una captura de pantalla de uno de los último Informe de Posicionamiento Terapéutico del Ministerio de Sanidad:

Detalle del último informe de posicionamiento terapéutico del MSSSI sobre los nuevos ACO

Detalle del informe de posicionamiento terapéutico del MSSSI sobre los nuevos ACO

Vamos al grano, ¿qué quieren decir estas abreviaturas y cuál es su significado? La mayoría vienen de su frase en latín:

Abreviación

Significado en latín

Traducción

BID

Bis in die

Dos veces al día

TID

ter in die

Tres veces al día

QD

quaque die

Cada día

QID

quater in die

Cuatro veces al día

Q3h

quaque 3 hora

Cada tres horas

Evidentemente hay muchas más abreviaturas (seguro conocéis muchas en formulación magistral, por ejemplo).

Espero que si algún día os hagan la misma pregunta que me hicieron a mi, podáis responder con más convencimiento que como lo hice yo…

[1] Colegio Oficial de Farmacéuticos de Pontevedra. Abreviaturas usadas en recetas médicas, 2008
[2] Alberta College of Pharmacists. Pharmacy Terms, 2012

Lean Six Sigma aplicado a la gestión farmacéutica

El Lean Six Sigma es un concepto para la mejora de procesos para que las empresas sean más eficientes. Yo aprendí qué era en un workshop explicado por Sílvia Narbona de Laboratorios Esteve. Nos explicó, por ejemplo, cómo habían conseguido mejorar el proceso de una emblistadora.

De manera muy resumida el Lean Six  Sigma ayuda a disminuir la variabilidad para mejorar el lead time. Es una recolección de técnicas para reducir el tiempo necesario y para proporcionar productos o servicios  a partir de una recolección de datos y estadísticas. Así mejoramos la calidad de productos y servicios, y contribuimos substancialmente a una mayor satisfacción del cliente. Como resumen, el Lean Six Sigma es una estrategia probada de gestión que ayuda a operar de forma más eficaz. Todo esto se consigue implicando literalmente todo el equipo.

El proceso se caracteriza por 5 etapas:

Definir el problema o el defecto → Medir y recopilar datos → Analizar datos → Mejorar → Controlar

lean-six

La organización del equipo (recuerdo que todos deben estar implicados en el proyecto) es más o menos peculiar, pues todo son ideas importadas de Japón y su cultura. La base de ésta es que los integrantes más expertos deben enseñar a los que lo son menos y están menos implicados en responsabilidad:

  • Champions: Son los directores de área quienes proveen la dirección estratégica y recursos para apoyar a los proyectos por realizar.
  • Master black belts: Coordinan, capacitan y dirigen a los Black belts como expertos Six Sigma.
  • Black belts: Dedican a tiempo completo a la metodología Six Sigma. Son los que asesoran, lideran proyectos y apoyan en mantener una cultura de mejora de procesos. Se encargan de capacitar a los Green belts.
  • Green belts: Dedican en forma parcial a actividades de Six Sigma. Se enfocan en actividades cotidianas diferentes de Six Sigma pero participan o lideran proyectos para atacar problemas de sus áreas.
  • Yellow belt: recopila información, participa en los ejercicios de solución de problemas y brinda su propia experiencia para el desarrollo del proyecto.

La diferencia entre un Green belt y un Black belt es que el último tiene mayores conocimientos de estadística.

Aunque parezca que este concepto solo se puede aplicar en grandes empresas y grandes procesos, parece que empiezan a abrirse cursos para implantarlo en procesos como la atención farmacéutica y los procesos farmaterapéuticos. Y a pesar que a mi me pareció una idea muy innovadora, ¡en algunos hospitales de EEUU está implantado des de 2011!

En momentos como los de hora en que nos piden una reducción drástica de los gastos, tener implantados procesos más eficaces viene muy bien. Tal vez un sistema parecidobo simplificado también podría aplicarse en la oficina de farmacia para mejorar su gestión.

El vídeo siguiente resumen todos estos conceptos de forma bastante simple con muñecos lego.

REFERENCIAS:

“La guía Lean Six Sigma para hacer más con menos”  – Mark O. George

Programa de la UPC de mejora Lean Six Sigma. Nivel Black Belt

Programa piloto de detección precoz de Cáncer de Colon y Recto en las farmacias de Barcelona

Hoy os quiero hablar de un programa piloto el cual se adhirió la farmacia Montserrat Gironès de la calle Escudellers (en pleno centro de Barcelona) entre otras muchas farmacias. Yo misma formé parte del equipo de esta farmacia durante un breve tiempo. No tuve la oportunidad de participar directamente en el programa, pero mis compañeras sí tuvieron la amabilidad de enseñarme cómo transcurrió y gracias a ello hoy os lo puedo transmitir en el blog:

El programa empezó en 2010 y hasta día de hoy se han realizado dos rondas (la primera transcurrió entre 2010-2011 y la segunda acabó recientemente. Este programa fue una iniciativa del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona, el Hospital Clínic de Barcelona y el Hospital del Mar de Barcelona con la colaboración de varias entidades (entre ellas las plataformas de distribución farmacéutica). La primera ronda tuvo una participación de casi 80.000 personas (un 43,5%). Se detectaron 244 canceres y 1.640 adenomas de riesgo alto.

La necesidad de este programa viene dado porque el cáncer de colon y recto es uno de los más frecuentes en hombres y mujeres de más de 50 años con probabilidades altas de curación si se detecta a tiempo. Los pacientes que podían participar en el programa eran hombres y mujeres entre 50 y 69 años de dos áreas básicas de salud de Barcelona. Éstos recibían una carta con información básica del programa y se les invitaba a participar. Para ello, tenían que llevar esta carta en la farmacia participante del programa piloto que tuviera más cerca.

Programa Prevenció CCR El objetivo del análisis era encontrar sangre oculta en heces mediante una prueba inmunológica cuantitativa.

¿Qué papel tenía la oficina de farmacia? El farmacéutico era el responsable de informar al paciente por qué tenía que hacerse esta prueba y en qué consistía entregando un díptico informativo. Para esta prueba no era necesario que el paciente estuviera en ayunas ni hacer una dieta especial. El farmacéutico también explicaba los siguientes pasos en el caso que se detectara un posible adenoma. Al paciente que trae la carta de invitación al programa, se le entrega un tubo colector con líquido que conservaba la hemoglobina. El paciente tenía que recoger su muestra en casa y guardarla máximo 3 días en nevera. El farmacéutico también era responsable de asegurarse de la ausencia de posibles situaciones que condujeran a falsos positivos como es el caso de presencia de hemorroides sangrantes o que la paciente tuviera la menstruación durante la recogida de la muestra y se aseguraba también que hacía un máximo de 7 días de la recogida de la muestra. Finalmente el farmacéutico custodiaba las muestras y las entregaba al distribuidor en la siguiente entrega de medicamentos. El distribuidor era el encargado de llevar la muestra al hospital de referencia para hacer las pruebas pertinentes. El hospital comunicaba los resultados de la prueba mediante una carta o vía teléfono. Si se detecta un resultado positivo, el siguiente paso es que al paciente se le realice una colonoscopia en el hospital.

Este programa demuestra una vez más el papel proactivo que pueden tener las farmacias como centro de salud. La ventaja de hacer la recogida de muestras en las oficinas de farmacia es (en la gran mayoría de los casos) su cercanía al paciente y su amplio horario, a diferencia de llevar la muestra al hospital o centro de atención primaria que muchas veces tienen horarios más estrictos o menos compatibles con el horario laboral, por ejemplo. Además, no hace falta decir que programas de cribado de este tipo (en general) conllevan ahorro para el sistema sanitario y más en estas neoplasias cuya incidencia es relativamente alta que han demostrado ser coste-efectivo.

Las plataformas de distribución farmacéutica vuelven a ser un gran aliado de la oficina de farmacia, donde aprovechamos su gran red de distribución para llevar a cabo el transporte de las muestras.

Resumiendo, es un servicio muy interesante para implantar en la farmacia que no implica una alta inversión en infraestructuras ni personal, dando un servicio sanitario más que aporta confianza y fidelización por parte del paciente. El farmacéutico debe involucrarse en todos esos servicios que comporta tanto el uso racional del medicamento, como de la promoción de la salud y el autocuidado.

Y en relación con este programa piloto, hablando con Isabel Marín (@isabelmarinm) la semana pasada me estuvo comentando como el mismo programa tuvo sus incidencias en Castilla y la Mancha. La diferencia del programa catalán y el de Castilla es que en éste último la detección de sangre oculta en heces se hacía en la misma farmacia. Esto trajo las quejas por parte de especialistas en análisis clínicos. Mi opinión al respecto es que cualquier farmacéutico (con especialidad o no) es bien capaz de realizar una prueba sencilla siempre y cuando sus técnicos estén formados y la farmacia tenga las infraestructuras adecuadas. Supongo que las quejas venían por intereses de los analistas…

Podéis ver los resultados del programa en Barcelona en su web http://www.prevenciocolonbcn.org/ así como los protocolos de actuación y el cronograma. Os invito a entrar y conocer más a fondo sobre él. Ahora queda esperar que este interesante servicio se extienda a más poblaciones así como al resto del territorio.

Gracias a todo el equipo de la farmacia Montserrat Gironès Saderra por dedicarme una tarde a explicarme el programa y toda la información que me facilitaron para escribir esta entrada.

Referencias:

[1] Programa de detecció de càncer de colon y recte. Hospital Clínic de Barcelona, Hospital del Mar (Parc de Salut Mar de Barcelona). Promovido por el Departament de Salut de la Generalitat de Catalunya, 2010-2013.

[2] Les farmàcies tornen a participar al programa de detecció precoç de càncer de còlon. Blog del Col·legi de Farmacèutics de Barcelona. Mayo 2013.

[3] Cribado del cáncer de colon en España, ¿es coste-eficaz? Alianza para la Prevención del Cáncer de Colon en España. Madrid, 2011

 

Pero, ¿no me receta el protector gástrico?

Y aún las recomendaciones en guías clínicas, seguimos viendo prescripciones injustificadas de omeprazol y familia…

Farmacia de atención primaria

mucosa gastricaEl término protección gástrica está de moda. Cualquier paciente que se precie  reclamará en la consulta del médico un protector gástrico para que los medicamentos no le ataquen al estómago.

Es curioso cómo ha calado este concepto entre la población derivado de praxis más o menos injustificadas.

Cuando se comercializó el omeprazol, a principios de los años noventa, se recomendaba que la duración del tratamiento no fuera superior a  ocho semanas ya que se habían descrito metaplasias en animales de experimentación tratados con omeprazol a largo plazo. Pero aquellos temores pronto desaparecieron, ya que los datos farmacoepidemiológicos posteriores no ratificaron tan malos augurios.

Luego llegó la época del Helicobacter pylori y la úlcera dejó de ser una enfermedad crónica para convertirse en una enfermedad infecciosa con tratamiento curativo.

Pero aún quedaban las úlceras ocasionadas por el consumo crónico de AINE y las úlceras por estrés hospitalario. Ahí el omeprazol…

Ver la entrada original 253 palabras más

Abre el blog de la SEFAP: ¿Será el renacimiento de El Comprimido blog?

“El Comprimido blog” era si duda alguna de mis blogs preferidos relacionados con la farmacoterapia y terapéutica. Resumía con claridad y rigurosidad la actualidad en este campo además de aportar una evaluación independiente acerca de los medicamentos. Fue (y seguramente aún sigue siéndolo) un referente para todos los profesionales sanitarios.

Por razones que muchos ya conocemos “El Comprimido blog” tuvo que cerrarse, parar su actividad, y des de su última entrada “Molts d’anys!” ya no hemos visto ningún post más. Cecilia Calvo (farmacéutica especialista redactora del blog) tuvo incluso que dejar su puesto en los servicios centrales del Servicio de Salud de las Islas Baleares y finalmente se mudó a Madrid para ejercer de farmacéutica de atención primaria.

Aún a día de hoy me sorprende que este escándalo no tuviera más difusión fuera de las redes sociales.

Pero a  principios de esta semana tuvimos una buena noticia: ¡La Sociedad Española de Farmacéuticos de Atención Primaria ha abierto un blog! y detrás en el Comité Editorial está Cecilia.

logo_sefapFAP blog

Pensé que tal vez esto sería como un “renacimiento” de “El Comprimido blog”. Pero en seguida me di cuenta de que no era así: para empezar, hay un equipo extenso de profesionales detrás y el blog de la SEFAP parece que va a ser más que un blog de evaluación farmacoterapéutica. Su primera entrada ha sido una entrevista sobre la crítica de la publicidad de los medicamentos con Íñigo Aizpurua del Comité de Evaluación de nuevos medicamentos de atención primaria de Euskadi donde nos cuentan su labor en analizar los folletos informativos de nuevos medicamentos de la industria farmacéutica. El blog ha publicado esta semana misma un segundo post sobre “Infecciones urinarias recurrentes en mujeres” dado que en el BMJ publicó un metaanálisis recientemente.

Así que a mi me parece que el nuevo blog de la SEFAP nos va a aportar una visión amplia de diferentes temas relacionados en la farmacia de atención primaria y no solo de evaluación de medicamentos. Espero, de verdad, que este proyecto venga acompañado de muchos éxitos, que todos podamos aprender de sus conocimientos y que dure muuucho, mucho tiempo.

Blogs de carácter parecido en la blogosfera: Hemos Leído, e-butlletí groc, Sala de Lectura o Sano y Salvo

SPD: la herramienta para mejorar la adherencia

Hoy en el diario “Correo Farmacéutico” leía que, según el Observatorio de Adherencia al Tratamiento (OAT), solo un 10% de los adultos entre 40 y 50 años cumple íntegramente sus tratamientos. En realidad, como dato general se dice que el incumplimiento terapéutico es del 50% en crónicos y 20% en agudos.

Los farmacéuticos sabemos que tomarse bien la medicación no es tarea fácil. Evidentemente, los resultados son peores en las personas aún mayores.

Una herramienta muy útil para solucionar este problema, disponible en cualquier oficina de farmacia, es el Sistema Personalizado de Dosificación (SPD). El SPD consiste en un gran blíster con 4 alvéolos para cada día de la semana (correspondientes a cada fraja horaria: mañana/mediodía/cena/noche). El farmacéutico comunitario puede dar a conocer el servicio al paciente o el mismo médico de cabecera puede derivar el paciente a su OF más cercana y pedir que le preparen su SPD semanal.

El  SPD es muy útil para pacientes crónicos y polimedicados, con medicación compleja, que viven solos, en residencias o con autonomía reducida. Además, de momento el servicio está siendo gratuito o se cobra un precio simbólico, aunque el hecho de cobrar o no por la elaboración de SPDs está en debate.

SPD farmacia la barbena

En Cataluña fuimos pioneros en implantarlo en las OF hace ya 10 años a través del COFB.

Por ejemplo, aquí tenemos el seguimiento des de @farmaciabarbera de un paciente polimedicado que utiliza SPD.

farmacia garcia barbena, SPD normal. PA

Hace algunos meses yo misma colaboré en hacer un vídeo-tutorial, junto a otros compañeros de la Unidad de Farmacia Clínica de la Universidad de Barcelona y los integrantes de la Farmàcia Arbonés. Fue una experiencia muy entretenida así como divertida (aunque hubo algunos problemas técnicos…).

Este vídeo se pasa a los alumnos de la facultad de farmacia de la UB para que aprendan a hacer SPDs. ¡Espero que os guste!

http://mediateca1.ub.edu/b277c62938e1c62f3ce9_fcaee1189493832b620acf6b57f5f46a.mp4

Gracias a @farmaciabarbera por compartir vía twitter sus experiencias con el SPD!